Se acerca el puente de Mayo y, ¿cuántas veces has dicho ‘no voy a mirar el mail de la empresa’, ‘no voy a contestar llamadas de mi jefe’, etc. mientras estás en tus días libres o vacaciones? Desde el año pasado estamos atravesando por una pandemia que a muchos de nosotros nos ha obligado a teletrabajar, y esto ha desencadenado una serie de hábitos que no nos permiten desconectar.

Te propongo un ejercicio sencillo para saber si tienes exceso de trabajo y saber si te resulta complicado separar tu vida laboral de la familiar. Contesta sí o no a las siguientes afirmaciones:

  1. Sientes como si tu mente estuviera sobrecargada y te cuesta procesar los pensamientos e ideas.
  2. 2. Estás pensando constantemente en lo que podrías mejorar en el trabajo y en lo que está pendiente.
  3. Te sientes agotado constantemente.
  4. A menudo, tienes síntomas físicos como dolores de cabeza, indigestión, etc., que no sentías con tanta frecuencia antes.
  5. Tienes despistes, olvidos, falta de concentración, etc.
  6. No duermes bien y/o tiene cambios de humor notables (enojo repentino, irritación)
  7. Tu espacio de trabajo o escritorio del ordenador está desordenado y no encuentras ese documento que tanta falta te hace.
  8. No eres feliz en el trabajo y/ o sientes falta de motivación.

¿A cuántas de ellas has respondido con un ‘Sí’? Si has respondido a 5 o más que sí, es porque durante este tiempo, no has logrado separar tu espacio de trabajo con tu entorno familiar.

¿No te parece que esto al final te pasa factura, ya que al no desconectar, no sientes que hayas estado de vacaciones ni las hayas disfrutado? Al volver a la rutina, llega el llamado ‘Síndrome Post-vacacional’. Es por ello que desconectar del trabajo esos días, es tan importante y beneficioso, tanto para ti como también para la empresa. Y qué mejor que con las siguientes 5 simples claves.

  • Apagado o fuera de cobertura.
    Si tienes algún dispositivo de la empresa, apágalo o guárdalo en un lugar fuera de tu alcance. Si no fuese posible, o trabajas con tus propios dispositivos, crea un contestador automático en tu Email o en tu buzón de voz y pide a tus jefes y compañeros que solo te contacten para cosas realmente urgentes.
  • Despeja tu mente de información no relevante.
    Antes de irte de vacaciones, escribe en un papel todas las tareas que te gustaría hacer al volver de vacaciones o temas que se han quedado pendientes. De esta forma tu mente no estará dándole vueltas y podrás desconectar más rápidamente.
  • Disfruta de tus hobbies.
    Ten una actitud activa para romper la rutina laboral. Aprovecha estos días para hacer esos planes que te encantan y no puedes hacer en otros momentos.
  • Recarga tu Dopamina
    Haz deporte. Sal a caminar, correr, disfruta de la naturaleza. Es una buena excusa para estar disfrutando del momento presente y no en el pasado ni en el futuro.
  • Explora el mundo.
    Conoce nuevos pueblos, ciudades o rutas dentro o fuera de tu comunidad. Disfruta de su gastronomía y deja el móvil en un segundo plano.

Y sobre todo, recarga las pilas para la vuelta al trabajo. No hay que olvidar que en algún momento tenemos que volver a la rutina, y te resultará más fácil si sientes que aprovechas esos días de descanso.

¿Qué otras actividades haces para desconectar y disfrutar de tus días? Házmelo saber en los comentarios, y si quieres puedes reservar una primera sesión de coaching gratuita a través de este enlace.