Dicen que los propósitos de año nuevo se deberían realizar en los primeros 7 días del año. Si en esos días no comienzas con ellos, estás destinado a continuar aumentando la lista de propósitos sin lograr.
Es por eso que mi primer propósito para este 2022 es crear, al menos, un artículo al mes (Objetivo Smarter siempre).
Y hablando de Objetivos, ¿Qué son estos propósitos? Son esos sueños que tenemos que aterrizar, hacerlos unos objetivos alcanzables y realistas; porque ¿cuántas veces no nos hemos propuesto ir al gimnasio, dejar de fumar, comer más sano, ahorrar, y un largo etcétera de posibles propósitos que en su mayoría, no pasan de esa primera semana?

Pues bien, para lograr una lista de propósitos que realmente vayamos a cumplir, hay que mirar un poquito hacia dentro y descubrir qué es lo que realmente queremos (y estamos dispuestos a conseguir, cueste lo que cueste). Porque sí, todos queremos llegar a verano con el cuerpo que deseamos, pero nos da pereza salir a hacer deporte cuando llueve o hace frío, no hacemos mucha intención de comer algo más sano o, simplemente, comenzamos a ponernos excusas. Y esto, queridx lectorx, es aplicable a cualquier propósito.

Así que hoy vengo a acompañarte a ver qué es lo que realmente quieres tú (y no lo que quieren que hagas).

Comenzamos con algo sencillo: Crea una lista de al menos 5 propósitos que quieras cumplir de aquí a 6 meses, vamos a darle un espacio temporal limitado. ¿Qué quieres lograr en este tiempo?

Una vez tengas esta lista con tus propósitos, vamos a ver cuál es su energía. Y me preguntarás, ¿qué quieres decir con energía? Pues bien, vamos a ver si tu propósito está en Positivo, o si por el contrario, es un propósito de lo que NO quieres seguir haciendo… ¿Te he pillado verdad? Aquí no nos vale el ‘Dejar de …’. Dale una vuelta a aquellos propósitos que estén en negativo y dime, ¿qué es lo que SÍ quieres?

Venga, vamos a dar un paso más. ¿Has puesto algún propósito poco específico? Por ejemplo: Comer más sano, encontrar trabajo, relacionarme más… Seguro que alguno hay… así que vamos a ser un poco más específicos. ¿Qué es para ti comer más sano? ¿Qué trabajo estás buscando? ¿Cómo es relacionarte más? Haz una mini lista de qué cosas tienen que pasar, o quieres hacer, para alcanzar esto y, una vez la tengas, céntrate en eso. Quizá ahora tu lista de 5 propósitos se convierta en una lista de mini propósitos, pero recuerda; mejor subir los escalones de uno en uno.

¿Y cómo vas a saber que estás en el camino de esos propósitos? Pues bien, para ello tendrás que definir cuáles son tus mínimos o compartimentar esos objetivos en franjas temporales. Por ejemplo, con el propósito de comer más sano, no vas a cambiar drásticamente tu dieta, por lo que ¿cuál sería el primer paso? Quizá beber 2 litros agua al día, o comer 1 pieza de fruta al día (si es que eres de los que la fruta no les gusta mucho) Hay ciertos propósitos que son hábitos que queremos adquirir y, para lograr deshacernos de los hábitos ‘insanos’, hay que sustituirlos por hábitos ‘sanos’, pero siempre yendo paso a paso.

Vale Claudia, ya tengo mi propósito en positivo, siendo más específico y midiendo los puntos de logro y temporalidad. ¿Y ahora qué? Pues bien los dos pasos que, para mí, son los más importantes, son los siguientes:
¿Este propósito es realista? Como ya te comenté antes, hay que mirar un poquito hacia dentro y descubrir qué es lo que realmente queremos. Y me dirás ‘Si es lo que realmente quiero, peeeero’ (porque siempre hay un pero). Pues bien, ¿en qué medida, siendo como eres a día de hoy, estás siendo realista con este propósito? ¿Qué tendrías que sacrificar para lograrlo? ¿En qué medida este propósito es retador para ti?

Si después de estas 4 preguntas, sigues con este propósito, déjame decirte que ya tienes ¡¡UN OBJETIVO!!

Si por el contrario, te has dado cuenta de que este propósito realmente no cumple con tus expectativas, o sientes que no es lo que quieres hacer ahora, ¡ENHORABUENA TAMBIÉN!
Corregir el camino por el que queremos avanzar está bien porque, sinceramente, nos ahorra mucho tiempo, dolores de cabeza y posibles frustraciones. Haz de tus propósitos, objetivos que realmente te apetezcan y te resulten retadores y realistas.

Y si quieres profundizar más en tus propósitos y alcanzarlos de una manera más eficiente, no dudes en reservar tu sesión FOCO gratuita aquí.

Espero que tus propósitos te acompañen.

Claudia Gorrín Hernández.